El Hero Quest se convirtió en un juego de referencia para muchos. Con una jugabilidad indiscutible, una diversión duradera, un acabado perfecto, un diseño sin precedentes, un ...-vale, ya paro-   pasó a ser el preferido de la gran mayoría. Es más, sigue siéndolo (y la clara prueba de ello es la cantidad de mensajes que reciboFiguras del juego original pidiéndome más y más complementos y extensiones). De esto también se dió cuenta MB y, casi sin dejar un respiro a su creador, le encargaron el nuevo proyecto. "Dinero" es sin duda la palabra que más resonaba en la cabeza de nuestro amigo, que pronto se embarcó en un juego que contara con las mismas características pero, eso sí, ambientado en el futuro lejano. Y entonces salió a la luz Cruzada Estelar en 1990.

Cruzada Estelar es un juego que se asemeja mucho a los otros dos juegos que sacó MB por las mismas fechas (por si acaso los repetiré: Hero Quest y Battle Masters). Se basa en cumplir una misión que los jugadores deberán cumplir para seguir adelante con la campaña. Los jugadores irán mejorando poco a poco el equipo de sus soldados a medida que avancen, como si se tratara de experiencia.

 

Aunque en menor medida, el jugador que controla a los aliens también mejorará sus armas contra el enemigo, aunque éstas se basan en cartas que podrá utilizar en cualquier momento para perjudicar a los marines espaciales (o retrasar algunas ayudas).

Cruzada Estelar engancha bastante, pero para mí no tanto como el Hero Quest. Tiene los mismos alicientes que su antecesor, pero le falta un poco más de "aleatoriedad". Mientras que en el primero el tablero te da infinitas posibilidades de mapeado con el que "marear" a los jugadores y bastantes opciones de cara a los retos, en este las opciones se limitan a entrar, matar todo lo que hay en el tablero y escapar. Es más, el tablero se utiliza totalmente, permitiendo cambiar como mucho la orientación de los cuatro paneles que lo conforman. En principio no hay puertas ocultas, trampas, cambios de dirección, etc. aunque, claro está, luego podemos utilizar la imaginación...

 

 

Ni qué decir tiene que el juego tuvo tanta aceptación que sacaron los videojuegos para distintas plataformas.

 

www.000webhost.com